MONDONGO

Por Rosa María Ravera

Coincidió con la presentación de un libro sobre el grupo, la exhibición de una serie de importantes cuadros de Mondongo en lo de Orly, Galería Ruth Benzacar. Sin colgar, apoyados en el piso, retratos impresionantes junto a fabulosos paisajes y dos cráneos que si los viera Damien Hirst creo reconocería (se sabe que es un caballero inglés) que valen más que el suyo de 8.000 diamantes,

“Por el amor de Dios”, que se expondrá el año próximo nada menos que en el Palazzo Vecchio de Florencia. Pero volvamos a la muestra. Es notoria la conocida solvencia de los Mondongo que con medios muy diversos, alternando técnicas tradicionales y otras que no lo son se proyectaron nacional e internacionalmente en ámbito sudamericano y aún más allá. Deslumbraron en Madrid con pequeños vidrios imitando los retratos de los príncipes de España, a los españoles que hace mucho tiempo habían engañado cruelmente a nuestros aborígenes con espejuelos.

El engaño del arte es en cambio franco, se presenta como tal en los retratos

" />  

MONDONGO

Por Rosa María Ravera

Coincidió con la presentación de un libro sobre el grupo, la exhibición de una serie de importantes cuadros de Mondongo en lo de Orly, Galería Ruth Benzacar. Sin colgar, apoyados en el piso, retratos impresionantes junto a fabulosos paisajes y dos cráneos que si los viera Damien Hirst creo reconocería (se sabe que es un caballero inglés) que valen más que el suyo de 8.000 diamantes,

“Por el amor de Dios”, que se expondrá el año próximo nada menos que en el Palazzo Vecchio de Florencia. Pero volvamos a la muestra. Es notoria la conocida solvencia de los Mondongo que con medios muy diversos, alternando técnicas tradicionales y otras que no lo son se proyectaron nacional e internacionalmente en ámbito sudamericano y aún más allá. Deslumbraron en Madrid con pequeños vidrios imitando los retratos de los príncipes de España, a los españoles que hace mucho tiempo habían engañado cruelmente a nuestros aborígenes con espejuelos.

El engaño del arte es en cambio franco, se presenta como tal en los retratos

" />

MONDONGO

25 mayo, 2010 19:04

 de ahora, del hombre maduro y de la joven que nos mira con expresividad inusual. La intensidad femenina no se obtiene sólo con el acierto de los materiales empleados, ni con la astuta y logradísima combinatoria de lo que se realiza con la mano, con los cálculos, con el manejo virtual, individualmente y en grupo, especialmente en grupo. Hay más.

Otras obras nos parecen excepcionales como los paisajes, el verdor del campo, de la selva, verdadera naturaleza primigenia hecha de fotografía intervenida, de árboles que son troncos, de masilla que simula árbol o tronco, húmeda, gruesa, negra. ¿Qué decir de los cráneos? No necesitan diamantes. Lo que asombra son los castillitos que se escapan de los dientes prominentes, de la quijada sin carne a la vez que atemorizan, a no dudarlo, los huecos que en los humanos alberga al ojo y que es aquí oscura caverna. En otros espacios del cráneo aparecen secciones pulcramente delimitadas como las divisiones de nuestro campo, trabajadas con exitoso esfuerzo, mientras que en otras partes de esta singularísima geografía aparecen imágenes fragmentadas encabalgándose con superlativo delirio; entre tantos, la rueda y la bicicleta y el inolvidable hombre dormido (¿el mismo Berni?) que quizás sueña con un barquito muy lejano que se avecina. Fragmentos incontables en descomunal desborde. ¿Qué conclusión sacamos? Alguna que nos interesa directamente referida a una posible teoría del arte y de la imagen, siempre en discusión. Estas obras parecen poner en entredicho el universo de la figuración. La ficción tambalea donde el tronco es tronco junto a la masilla húmeda que emociona. Una joven integrante del grupo creo me dijo, en lo de Orly, que se podía incluso arrancar del trabajo que es un cuadro y un cuadro que rehúsa las condiciones tradicionales de la representación. Una obra que inventa. Teniendo en cuenta que es fin de año, realmente una muestra auspiciosa.

 

 

 

 

 

Revista Magenta

 

4795-2836 / 4796-3471
magenta@revistamagenta.com

Leave a reply

required

required

optional


Revista Magenta

(+54 11) 4795-2836
(+54 11) 4796-3471
WhatsApp (+54 11) 5643-4185
magenta@revistamagenta.com

Revista Magenta publica mensualmente concursos de arte, convocatorias para artistas, programas de estudio y becas de perfeccionamiento, salas de exposición en Argentina, crítica de arte y posicionamiento de artistas.

SIEMPRE ESTAMOS…

Email
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Instagram
Vimeo
SHARE

Newsletter Magenta