KAREN LÜDERITZ

24 julio, 2020 23:36

COLOR Y LUZ EN ARMONIA

En un año atípico, la artista chilena Karen Lüderitz no se detuvo con su intensa agenda de muestras internacionales logrando la participación en la muestra homenaje “Tesoros de América” en el Centro Cultural Cascáis de Portugal seleccionada por el critico Ernesto Muñoz con motivo de los 500 años del Estrecho de Magallanes.

Ya en 2015, su obra se destacó con sus Telares de Luz en la Casa de Iberoamérica de Cádiz por la espontaneidad “ante un mar de color porque para ella viajar ha sido un estímulo constante en su vida”, dice en el prólogo del catálogo y agrega “En la obra de Karen Lüderitz el color es puro, intenso e inmenso.”

En estos días, está preparando la exposición “MELOS / Espacios de color y música” invitada por la Stiftung Für Konkrete Kunst Roland Phleps (Fundación para Arte geométrico Roland Phleps) que se presentará el 13 de septiembre de este año, en Friburgo, Alemania. El título de la muestra alude a la brecha y transposición de espacios y ritmos. Melos también conduce poéticamente al sonido de color y al sonido ambiental.

La exposición, en conjunto con el escultor alemán, Karl Menzen, será parte de la celebración de los 900 años de la ciudad de Friburgo.

Al mismo tiempo, sus obras serán presentadas en Buenos Aires dentro de los destacados artistas latinoamericanos seleccionados para la exhibición de “Tesoros de América” en la Galería de Arte de la Universidad Católica, UCA, en Puerto Madero.
Transcribimos el texto de su curador:

“La naturaleza ha dotado a las personas de diferentes habilidades, y Karen posee la habilidad del uso de la luz y el color para crear sensaciones, capaces de producir emociones en la gente.

Karen Lüderitz

Las bellas artes entregan, en el lenguaje personal de cada artista, aquellas sensaciones que son propias de su mundo interior. El uso del color es una alternativa en el lenguaje artístico para transmitir esas sensaciones. El color en las imágenes provoca diversas sensaciones en las personas. Es tan determinante el color que puede alcanzar niveles de rechazo de una obra, por el solo hecho de mal interpretar el sentido que el artista le da. El color rojo podrá ser interpretado como peligro, sangre, explosión, guerra, incendio, calor, etc. Y será la magia del artista quien le dará la justa interpretación en su uso. Esa es la habilidad de Karen.

“Melos”, Karl Menzen y Karen Lūderitz

En el ensueño se puede, en el momento de cerrar los ojos, percibir los colores deslavados que te llevarán al sueño reparador. Esos colores a veces delgados, tenues, suaves, encuadrados en amplios espacios, son los que aparecen en las telas de Karen.

Serie K’ISAS. Cádiz, España 2015

El color se encuadra entre las formulas para crear un lenguaje artístico. Estas formas pueden ser abstractas en algunos casos y a la vez pueden ser geométricas y entonces se produce un balance entre la forma y el color, propia de la abstracción geométrica que, en el caso de Karen, la hace tener un lenguaje personal muy particular y reconocible por el espectador.

Exposición “Maleta/Koffer”, Galeria Cleartext, Berlin

La evocación de lugares remotos, por el espectador, lo puede lograr por la simple asociación de un aroma, un sonido, una forma o un color. Karen es una asidua investigadora de estas sensaciones, que el color y la luz como acompañante, pueden invocar en el espectador de su obra.

Los materiales empleados en su producción son comunes, no tienen nada de especial, pero si su uso es especial. Ha sido el encuentro entre la luz y la tonalidad tenue del color trabajado para finalmente encontrar su punto de inflexión preciso, que marca la armonía de la composición.

Nerja, España, 2015

La obra de Karen es el producto de años de trabajo laborioso y constante, que ha permitido a la artista alcanzar una consagración muy merecida en el mundo del arte nacional e internacional.”

Ernesto Muñoz
Presidente
Asociación Internacional de Críticos de Arte-AICA
Capítulo chileno

2 Comments

Leave a reply

required

required

optional