DOMINGO FLORIO pinturas / ARTURO ALVAREZ LOMBA esculturas y dibujos

31 julio, 2014 20:59

20140718_174256 [800x600]

Domingo Florio "El alquimista"

Domingo Florio “El alquimista”

El lunes 4 de agosto a las 19 hs., inaugura la exposición “Esculturas de hoy y dibujos de ayer” del consagrado Arturo Alvarez Lomba en la sala 1 de Vallmitjana Espacio de Arte. Al mismo tiempo, se puede visitar la muestra de pinturas del artista Domingo Florio “Crónica de la condición humana” en sala 2 de la nueva galería ubicada en Arenales y Montevideo dirigida por la joven Paula Vallmitjana.

ARTURO ALVAREZ LOMBA (n. Galicia, España 1942)
Entre 1962-65 realizó cursos de dibujo en MEEBA con Blas Gurrieri y Enrique Azcárate.
Fue becado en el taller de Escultura desde 1964-1968, trabajando junto a Antonio Sassone, Antonio Mazzitelli y Mariano Pagés.
Participa en innumerables salones, exposiciones colectivas y simposios de escultura en piedra y madera en todo el país y el extranjero.
Actuó como jurado en salones nacionales, provinciales, municipales y comunitarios en el País.
Su obra se encuentra en museos, fundaciones, y colecciones privadas.

Arturo Alvarez Lomba

Arturo Alvarez Lomba

PREMIOS (selección)
2009- Primer Premio Salón Manuel Belgrano- Museo Sívori
2007- Gran Premio de Honor. Salón Nacional de Artes Plásticas-Palais de Glace.
2006- Primer Premio Salón de Cippoletti. Cippoletti – Río Negro.
2005- Segundo Premio Salón Manuel Belgrano- Museo Sívori
1999- Primer Premio 76º Salón Anual de Santa Fé
1998- Segundo Premio 75º Salón Anual de Santa Fé
1997- Premio Cámara de Senadores 74º Salón Anual de Santa Fé
1996- Segundo Premio 5° Encuentro Nacional de Esc. en Madera L.N.Alem Misiones
1993- Segundo Premio 1° Trienal Americana de Escultura. Resistencia.
1990- Segundo Premio 3° Concurso de Escultura en Madera. Resistencia.
1987- Gran Premio de Honor- Salón Municipal de Artes Plásticas de Morón
1986- Segundo Premio 50 Aniversario Salón Nacional de Rosario
1983- Primer Premio. Salón Nacional de Artes Plásticas. Palais de Glace.

DOMINGO FLORIO
La pintura de Domingo Florio no es otra cosa que una iluminación, y, como todas las vías iniciáticas, aquellas que cristalizan las potencias arquetípicas del inconsciente colectivo se presta maravillosamente a una transcripción plástica. Pintar es construir una visión que en forma permanente nos obsede. Estas sublimes obsesiones pueden aparecer como un fantasma, una fantasía de lo real, una recreación de nuestro imaginario. Esa mezcla abigarrada de emociones que claman por aparecer y ser ellas mismas un rostro, una imagen compuesta por retazos que suturamos para otorgarle significado, son apresados por un sentimiento de otredad. Sin dejar un intersticio, la materia coloreada se acumula como fragmentos mórbidos, como carne sufriente, como el dolor acumulado que se modela con el tiempo. Así Domingo Florio pinta una crónica humana no ajena a nuestro tiempo, época de guerras sin término, donde el hombre pretende ponerle un rótulo a la libertad, subvertir un orden sin importar las conductas. El resultado será negar, o aceptar ese balanceo entre el bien y el mal, lucha eterna para el ser humano, donde va a esclarecer un destino. Tiempos difíciles, donde la oscuridad gana a la luz, y donde el hombre enciende la lámpara de una conciencia vigilante. Rosa Faccaro
VALLMITJANA ESPACIO DE ARTE
Arenales 1676, Ciudad de Buenos Aires.
Desde el 4 de agosto al 22 de agosto 2014.

Leave a reply

required

required

optional